Desde la Plaza del Castillo, el candidato a la Presidencia del Gobierno de Navarra, Mikel Buil, ha querido recordar hoy este lugar, “que fue el hogar del 15M en Navarra hace 8 años cuando unas cuantas personas pusieron sus tiendas de campaña en la puerta del sol y consiguieron un terremoto político que llegó hasta Wall Street y que en la Comunidad Foral tuvo su epicentro en esta plaza”.

El 15M de la mano de cientos de miles de personas indignadas, de cientos de artistas e intelectuales de la sociedad civil organizada” ha dicho Mikel “consiguió desbordar el sistema político español planteando unas denuncias claras que tenían que ver con la corrupción, los recortes de derechos, con la privatización de todos nuestros sistemas públicos y con la falta de democracia”.

En este sentido” ha añadido “también supuso el 15M una impugnación al sistema bipartidista que aquí en Navarra consiguió llevar al pasado al Gris Barcina y compañía, dejando en el banquillo a UPN y al Partido Socialista”.

Por eso esta tarde viene Pablo Iglesias a Navarra, para recordarnos que sí se pudo y que sí se puede, y para ello necesitamos un Podemos fuerte en la Comunidad Foral, para seguir garantizando los cambios y el avance social” ha asegurado.

En otro orden de cosas, Buil ha planteado las medidas de la formación en cuanto a las instituciones, “unas iniciativas que sigan avanzando en acercar las instituciones a la gente y la gente a las instituciones. Por eso vamos a garantizar que la ley que aprobamos hace unos meses de participación democrática se desarrolle de forma urgente, que abra las vías para que la gente pueda acceder por medio de iniciativas legislativas y de otro tipo a las instituciones y seguir impulsando el escaño ciudadano que supone, ni más ni menos, que cualquier persona con una problemática bien definida pueda venir al Parlamento y participar en un Pleno”.

Por otro lado, “vamos a seguir luchando porque los mandatos tanto en el Gobierno como en el Parlamento se limiten a dos legislaturas, también la eliminación de los privilegios de los altos cargos y que los parlamentarios y parlamentarias coticemos al régimen de la Seguridad Social. “Finalmente”, ha señalado, “una medida que creo que es de vital importancia es dotar a la Cámara de Comptos, que es el organismo que ha evitado también que se de mayor corrupción en nuestra Comunidad, dotarla de mecanismos y de recursos humanos y económicos suficientes para que pueda ejercer una labor de control superior”.