Tal como se acordó en el Acuerdo Programático Podemos-Ahal Dugu pide al Gobierno de Navarra que respete lo anunciado por el Departamento de Salud y proceda a revertir parcialmente del servicio de cocinas (la compra de suministros y a los trabajos en cocina), hasta que se analice como puede darse en las mejores condiciones un buen servicio completo para la ciudadanía , o sea una reversión total.
Dicha reversión es un acuerdo que debe de cumplirse en estos momentos en que finaliza el contrato privatizado con la empresa Mediterránea de Catering. Sin embargo se ha prorrogado, incumpliendo así lo establecido en el Acuerdo Programático sobre el que sustenta el cuatripartito.
Podemos-Ahal Dugu viene solicitando en reiteradas ocasiones a lo largo de lo que llevamos de legislatura que se garantice la “publicificación” parcial del servicio de cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) en 2016, hasta que no sea posible la total.
De hecho propuso en su día que se dedicase una parte del dinero ahorrado al finalizar el convenio con la Clínica Universitaria de Navarra (CUN) a esa reversión.
Ya durante un pleno celebrado en octubre de 2015 el consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez respondiendo a una pregunta de la parlamentaria de Podemos-Ahal Dugu, Tere Sáez, garantizó que «en cuanto se pueda» las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra volverán al sistema público y afirmó que «no más tarde» de diciembre el Ejecutivo decidirá cuál va a ser la opción que se elija para revertir la situación actual. «Estamos haciendo cosas y el tema está bastante avanzado», señaló entonces, declarando ser consciente de que la externalización de las cocinas del CHN generó «una sensible pérdida de calidad».