El parlamentario foral de Podemos Navarra-Ahal Dugu, Mikel Buil, ha urgido al Gobierno de Navarra a que “presente con la mayor brevedad posible en la Cámara foral un Proyecto de Ley por el que el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que se cobra con las hipotecas pase a ser abonado por las entidades bancarias y no por los clientes, como es hasta la fecha”.

Buil ha recordado que Navarra tiene capacidad legislativa en esta materia, “por lo que a la vergonzosa sentencia de ayer del Tribunal Supremo se le puede y se le debe dar la vuelta en nuestra tierra de manera urgente”, tal y como ha dejado entrever la portavoz del Ejecutivo foral, María Solana, esta misma mañana.

A juicio del parlamentario de la formación morada, “el escándalo vivido ayer en sede judicial nos debe hacer abrir los ojos aquí e imputar este impuesto a las entidades financieras, por simple aplicación del sentido común, ya que son ellas las únicas interesadas en registrar de manera pública las escrituras de las propiedades para, en caso de impagos, poder desahuciar. Eso es una obviedad y lo que resulta desalentador es que nadie hasta la fecha haya hecho nada para cambiar esa manifiesta injusticia”.

Mikel Buil reconoce que una nueva ley foral en este sentido, “no afectaría, lógicamente, a la retroactividad, pero al menos los nuevos hipotecados no tendrán que pagar ese impuesto”, a la vez que recordaba que ha sido un ayuntamiento gobernado por la formación morada, en coalición con Izquierda Unida, “el que ha puesto por primera vez contra las cuerdas al imperio financiero aunque, desgraciadamente y con ayuda de una mal llamada justicia, la banca ha vuelto a ganar”.