Ante la inminente vista del recurso del caso Alsasua que se celebrará el próximo 18 de septiembre, Podemos Ahal Dugu ha vuelto a recordar que nos encontramos ante «una aberración jurídica cuyo juicio jamás debió salir de Navarra».

Tras reunirse con las familias de los chavales encarcelados, el portavoz de Podemos Ahal Dugu, Mikel Buil, ha recordado que la propia justicia reconoció que no estábamos ante un caso de terrorismo y que lo lógico es que el caso se lleve desde la Comunidad Foral, tal y como lo ha pedido en reiteradas ocasiones la Audiencia Provincial de Navarra y que sea tratado como lo que fue, «una bronca de bar», ha dicho.

Buil ha recordado que se produjeron 9.571 casos de peleas contra agentes del orden público en 2016 y «en ningún caso se han impuesto estas brutales medidas de prisión provisional».

Además, organizaciones como Aministía Internacional, que han sido observadores del proceso, han denunciado que el caso no puede tener el agravante de discriminación ideológica porque no se puede considerar a la policía como grupo vulnerable, tal y como indican los estándares internacionales de derechos humanos. «De hecho, la polícía ya de por sí tiene una protección adicional en el Código Penal, mediante la cual se agrava el delito cuando la agresión se produce contra la autoridad y eso ya se ha aplicado en este caso» ha dicho el portavoz.

«Es preocupante que cuanto más subes en los peldaños del sistema judicial más sale la justicia afuera y entra la política, por eso, aspiramos al sentido común y a que estas personas salgan cuanto antes de la cárcel, tras tres años de prisión preventiva sin ningún sentido» ha señalado el portavoz.

«Tal y como el Foro social planteaba, desde Podemos vamos a trabajar porque esta sea la legislatura de la convivencia y para ello queremos denunciar el uso político que se está haciendo de este caso, de Alsasua y de la Comunidad Foral», ha finalizado.