Podemos ha finalizado esta semana la devolución de los pequeños préstamos ciudadanos, o microcréditos, con los que financió 1,3 millones de euros que costó la campaña electoral de las elecciones del 26 de junio. Con este sistema se financiaron también las campañas del 20 de diciembre y de las elecciones autonómicas de mayo de 2015, sumando un total de seis millones de euros a través de 25.400 microcréditos suscritos con los ciudadanos y devueltos en su totalidad.

Con este sistema, Podemos garantiza poder financiar las distinta campañas siguiendo el compromiso de la formación desde su nacimiento de no pedir créditos a bancos. Así, Shanty Ruiz, responsable de Finanzas de Podemos Ahal Dugu ha señalado que “en Navarra hemos devuelto 15.400 euros. En este momento somos la única formación sin ataduras con los bancos y podemos garantizar la independencia en la defensa de los intereses de la gente. Está claro que es una cuestión de voluntad, porque nosotros lo hemos conseguido”.

Además, Ruiz ha recordado que “ las campañas electorales de Podemos hasta hoy, han ahorrado a las arcas públicas cerca de 15 millones de euros”, cantidad que resulta de la diferencia del dinero gastado y de la subvención íntegra que habría correspondido por los resultados obtenidos, por lo que “lo que gastamos en campaña por escaño conseguido es la menor de todas las formaciones políticas y seguirá siendo así, hemos de ser ejemplo de austeridad” ha concluido.