Ante la llegada del autobús de la organización “Hazte Oír” esta mañana a Pamplona – Iruña y los momentos de tensión que se han vivido, desde Podemos Ahal Dugu exigimos responsabilidades políticas a la delegada del gobierno, Carmen Alba, a consecuencia de la falta de diligencia demostrada permitiendo la entrada y libre circulación de este vehículo por nuestra Comunidad Foral.

Su condición de representante del Gobierno Central en Navarra lleva aparejado el mandato legal de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana, lo que ha resultado claramente contravenido en este caso: el autobús – aún sin exhibir esta vez carteles con mensajes explícitamente transfóbicos y xenófobos – restringe estos derechos y libertades de la sociedad navarra.

Por todo ello, y tras los hechos ocurridos esta mañana, Podemos Ahal Dugu solicita estas responsabilidades a la delegada del Gobierno en nuestra Comunidad, en atención a la previsibilidad de que se produjeran alteraciones de orden público con esta visita. En este sentido, la formación también pide al Ministerio Fiscal, que actúe de oficio como crea conveniente en la investigación de los hechos.

La formación recuerda que no sólo se sucedieron diversas movilizaciones sociales en contra de esta visita en el mes de febrero, sino que también el propio Parlamento de Navarra ya aprobó el pasado 2 de marzo – por unanimidad de todos los grupos parlamentarios – una declaración institucional mostrando rechazo ante la presencia en Navarra de este autobús, ya que “contraviene el respeto a la diversidad y, en particular, a la diversidad sexual y el respeto que se merece el colectivo transexual”.

Para Podemos Ahal Dugu, las protestas sucedidas esta mañana están absolutamente legitimadas y cree necesaria la inmediata paralización del vehículo, a la vez que agradece y apoya la tan necesaria y oportuna labor que está realizando la asociación de familiares de menores transexuales, Chrysallis, apostando por el respeto a la diversidad sexual.