Unión del Pueblo Navarro votará en contra de una moción a los presupuestos que propone una reforma del sector eléctrico hacia la transición energética y que pretende proteger a las más de 62.000 familias que se han arruinado con la “estafa solar”.

Así lo ha denunciado el secretario general de Podemos Ahal Dugu, Eduardo Santos, quien ha asegurado que “es una muestra más de la falta de compromiso de UPN con las cuestiones que realmente preocupan a la ciudadanía navarra. El pacto presupuestario con el PP sólo incide en grandes infraestructuras cuestionadas por la mayoría social y política de Navarra y por tanto obvia las necesidades reales”.

Por su parte, la diputada Ione Belarra ha insistido en el apoyo de la formación a las renovables. “Reafirmamos nuestro compromiso con el cambio de modelo energético y con las energías renovables, y lamentamos profundamente que los dos votos esenciales de UPN hayan servido para que se sigan aplicando estas políticas regresivas que no van en la línea del desarrollo económico y energético de la Comunidad Foral”.

La iniciativa propone reformar la Ley del Sector Eléctrico para acabar con el fraude que ha dejado a miles de pequeños ahorradores en una situación de indefensión jurídica y económica, a través de una modificación ruinosa de la retribución normativa. En el caso de Navarra, afectaría a 9.055 productores de electricidad fotovoltaica.
Después de tres grandes planes energéticos, la generación por fuentes renovables representa el 83,7% del consumo final de electricidad en Navarra pese a lo cual no existe una disminución de la factura que la ciudadanía navarra debe pagar.

Cabe recordar que a principios de 2017 todos los grupos parlamentarios menos PP y Ciudadanos registraron en el Congreso una proposición de ley de medidas para el fomento de autoconsumo eléctrico en la que se incluía librar de gravámenes la energía autoconsumida instantáneamente, permitir instalaciones compartidas o facilitar los trámites administrativos entre otros.