Podemos Ahal Dugu ha presentado el trabajo realizado durante los últimos meses en Navarra y que ha servido para presentar 67 enmiendas trabajadas con más de 13 municipios y distintos círculos por parte de los diputados Ione Belarra, Eduardo Santos y la senadora Idoia Villanueva.

Así, se han tratado temas con Gobierno de Navarra en cuanto a la rehabilitación del Palacio Marqués de Rozalejo (Nabarreria) o sobre el Proyecto NAHIKO y se han trabajado con municipios y círculos temas diversos como la autopista Tudela-Medinaceli, el programa de educación bilingüe de lengua de signos, el programa de concienciación e información sobre violencia sexual contra la infancia, la nueva Cultura del agua en la Ribera del Ebro, el desmantelamiento del Polígono de Bardenas o el programa de fomento de acogimiento familiar y centros de protección de menores.

Las enmiendas presentadas supondrían 47,2 millones a los que habría que añadir la ejecución total de la AP-15 que sumarían 350 millones.

Belarra ha denunciado que los presupuestos presentados por el PP son “los de los recortes, ya que suponen 5 mil millones menos de gasto, lo cual demuestra que el Partido Popular ya no tiene un proyecto para este país. Por ello, hemos hecho algo que no ha hecho ningún otro partido que es presentar unos presupuestos alternativos”.

En este sentido, la senadora Idoia Villanueva ha resaltado las prioridades de esta alternativa, “un aumento en el gasto público, un conjunto de medidas para corregir progresivamente nuestro sistema fiscal y la reducción mucho más lenta del déficit público. Además, apostamos por garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, recuperar la atención a la dependencia y trabajar un Plan de Transición Energética”. “Creemos imprescindible trabajar por el empleo de calidad y apostar por el municipalismo con la relajación del objetivo de déficit y un aumento de su gasto.

Por su parte, el diputado Eduardo Santos, se ha mostrado “muy preocupado” ya que considera que estos presupuestos ponen en peligro “nuestro autogobierno y la posibilidad de los y las navarras de decidir y de generar derechos para su ciudadanía”.

“Nosotros teníamos claro que no íbamos a ir a un despacho a negociar directamente inversiones en grandes infraestructuras sino que hemos medido las necesidades reales en Navarra hablando con el Gobierno foral y sobre todo con los municipios, un ámbito imprescindible para nosotros y a quienes se les ha limitado su autonomía. Así, entre otras localidades hemos trabajado con Zizur por un centro de día, con Tudela en la rehabilitación de la Puerta del Juicio y accesibilidad a la catedral, con Olite en la rehabilitación de la torre Chapitel o las galerías medievales; en Huarte hablamos de pasos elevados y huertas solidarias, en Noain de proyectos medioambientales y centro de día, Lodosa con su enlace de la AP-68, Eslava, Villava, Pamplona, Barañain, Burlada o Alsasua”.

“Se trata de reivindicaciones históricas, de necesidades reales que hemos entendido que tenían que ir a presupuestos” ha finalizado el diputado.