Tras las elección de la nueva secretaría general, liderada por Eduardo Santos, junto a sus documentos políticos, organizativos, éticos y feministas, este domingo se ha celebrado el primer Consejo Ciudadano Navarro.

En él, Santos ha recordado que, tras las primarias, “es hora de trabajar , ya no hay candidaturas ni plataformas, no hay más que los órganos que se han constituido y elegido, y cada uno de ellos tendrá el peso que les den los documentos que han sido elegidos por la Asamblea”.

Santos ha aclarado la necesidad de que este primer Consejo se limitara a los miembros recién elegidos dado “que el de hoy no es un debate político, y es imprescindible que exista libertad en la toma de acuerdos y decisiones”.

En el Consejo se ha hablado de la necesidad de cambio profundo, de definir las líneas programáticas como grupo y proyecto, “de la definición de lo que es para nosotras el cambio y qué necesidades tiene la ciudadanía. Tenemos un tripartito que se está cohesionando en base al tema identitario y frentista” ha señalado Santos.
En este sentido ha señalado que “hay que abrir una brecha con la derecha para lograr y afianzar el vuelco electoral, porque si la derecha vuelve al poder va a volver a marginar a la mitad de Navarra, y además con políticas neoliberales”.

Además, ha hecho hincapié en definir claramente la posición dentro del cuatripartito, a ampliar la implantación territorial, ahondar en municipalismo y en la participación.

Con respecto al nuevo organigrama de la formación morada, el nuevo secretario general, Eduardo Santos, ha planteado una estructura inicial para poner en funcionamiento el consejo de coordinación que incluye siete secretarías, las mínimas que marca el documento organizativo que salió ganador de las primarias. Las secretarías propuestas han sido de organización Daniel López, municipalismo Ainhoa Aznárez Igarza, análisis político y estratégico, Ricardo Feliú, comunicación Neniques Roldán, sociedad civil Patricia Ruiz de Irizar, acción institucional Carlos Amatriáin y secretaría de feminismos Eva Calleja.

Santos ha aclarado que se trara de “una propuesta para echar a andar el Consejo de Coordinación, un consejo que estaría abierto, y al que esperamos incorporar a la mayor brevedad las personas que quieran trabajar en el proyecto”.

También se ha propuesto realizar un nuevo reglamento de funcionamiento para el grupo parlamentario, que posteriormente deberá ser aprobado por el CCN, una exposición de cuentas y de organización de personal.