En 2017 se gastaron en Navarra 75 millones de euros en apuestas deportivas y la mayoría de las personas usuarias eran jóvenes de barrios obreros. Las personas expertas en ludopatía nos están diciendo que estamos ante la nueva heroína del siglo XXI y que hay familias navarras viviendo verdaderos dramas” ha asegurado la número dos al Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez.

Aznárez, quien ha comparecido frente a la casa de apuestas de Buztintxuri, ha señalado que “no se puede permitir tener un local así al lado de un parque infantil. Urge presentar un Plan de Prevención de Ludopatía para atajar este drama y esta lacra con medidas como prohibir que abran antes de las 10 de la noche o que estén a determina distancia de parques infantiles, centros de esparcimiento juvenil y centros educativos”.

En este sentido, la candidata ha exigido “que se aplique la legislación sobre publicidad que se utiliza sobre productos nocivos para la salud como es el caso del alcohol o el tabaco y además incrementar sus impuestos para que esa financiación vaya justamente a planes de prevención. Tenemos que quitar de nuestras ciudades, nuestros entornos y nuestros pueblos este tipo de negocios pero para ello hay que dar alternativas a nuestra juventud en nuestros pueblos y en nuestros barrios, alternativas que pasan por ejemplo por centros cogestionados.

Además, se ha dirigido a la directiva del club Osasuna para pedirle que prohíba la publicidad de casas de apuestas en las camisetas y de cualquier tipo de ocio que va en contra de nuestra salud ya que “no son valores de Osasuna ni de Navarra”.

Por su parte, Gaxan Sad, candidato a la alcaldía de Pamplona ha recordado que las instituciones municipales tienen una gran responsabilidad a la hora de resolver este conflicto y que deben responder a las movilizaciones que ha hecho el vecindario de Buztintxuri.