Las trabajadoras de CAPRABO despedidas acompañadas por el comité de empresa, han celebrado hoy una sesión de trabajo en el Parlamento de Navarra en la que han mostrado su interés en que el Gobierno de Navarra, que ha recibido a la empresa, se reúna con las dos partes afectadas.

Por su parte Podemos Ahal Dugu se ha comprometido a promover con carácter urgente una Declaración Institucional del Parlamento de Navarra mostrando su apoyo y solidaridad con las trabajadoras de CAPRABO despedidas y las acciones de defensa emprendidas por el Comité de empresa que les representa legalmente, instando además al Gobierno de Navarra para que medie entre las partes e impulse una solución al conflicto que pase por la continuidad de las trabajadoras en la empresa.

Las trabajadoras, en huelga desde el 23 de febrero, han denunciado que el Grupo Eroski ha centrado todas las inversiones en los centros de Eroski y está dejando abandonado a CAPRABO, por lo que han manifestado su temor de que a este tipo de despidos, que ocurren por primera vez en la empresa, le sigan otros.

Han solicitado por tanto la reubicación de las 18 trabajadoras, ya que creen que el Grupo Eroski tiene capacidad suficiente para absorber ese empleo en el conjunto de establecimiento y empresas que mantiene en Navarra.

Después de explicar a los representantes de los grupos parlamentarios las formas empleadas en los despidos, sin comunicación al comité de empresas, ni posibilidad de negociar o minorar la situación, quedando en el desempleo mujeres con más de veinte años de trabajo en la empresa, madres con hijos o con más de sesenta años, y en algunos
casos sin ningún otro ingreso, se han preguntado donde está el marcado carácter social del que presume la empresa, por lo que se consideran maltratadas.

La parlamentaria de Podemos-Ahal Dugu, Fanny Carrillo, ha señalado que estamos ante un caso donde se habrían vulnerado los derechos laborales, además de que resulta difícilmente comprensible que una empresa con ese nivel de ganancias no puede reubicar a 18 trabajadoras en sus establecimientos.