Podemos Ahal Dugu Navarra ha presentado este martes lo que considera su hoja de ruta para la reconstrucción social y económica post COVID-19, un documento que será la guía de su actuación en la comisión parlamentaria creada con este fin. Bajo el título “En defensa de lo público sin dejar a nadie atrás”, se recogen 3 líneas ideológicas (defensa de lo público, un nuevo modelo económico y el “impulso verde” con la perspectiva ecológica) y 10 propuestas de acción concretas, para un “futuro sostenible” que cohesione socialmente Navarra.

El documento ha sido presentado en rueda de prensa por el secretario de Organización y portavoz de Podemos Ahal Dugu Navarra, Daniel López; y por la también portavoz del partido y parlamentaria foral, Ainhoa Aznárez. Las propuestas parten del diagnóstico de que “ no es posible levantar una Navarra próspera sin equilibrio social”; y de que la actual crisis ha vuelto a poner de relieve cuestiones que “nunca habían dejado de estar ahí” y que son “problemas sociales urgentes”. Por ello, se proponen “anteponer las personas” en cualquier decisión política que se tome para salir de esta situación.

“La sanidad pública, la vivienda, la gestión de las residencias, el empleo, las dificultades de las familias para cubrir sus necesidades más básicas…” son algunas de esas cuestiones que Podemos Navarra Ahal Dugu propone abordar transversalmente desde las mencionadas líneas ideológicas de defensa de lo público, un nuevo modelo económico y un impulso verde a políticas comprometidas medioambientalmente.

 

Los tres pilares ideológicos 

Así, el documento defiende los sistemas públicos para “blindar los derechos sociales”. Con respecto al modelo económico, apuesta por “revisar” el actual para “crecer de una manera más sostenible y más equitativa”. En ese sentido, se propone  “recolocar la economía para el sostenimiento del empleo con nuevas formas como el cooperativismo, la economía social y la economía del bien común”.

Asimismo, se propone la “transición urgente hacia un nuevo modelo productivo al servicio de las personas”, para lo cual se apuesta por un “impulso verde” que adapte la economía al nuevo paradigma ecológico. Se pretende con ello “avanzar en alternativas de desarrollo y garantizar los compromisos en materia medioambiental”.

 

Medidas concretas que abordan problemas urgentes

El texto plantea, desde esos tres pilares ideológicos, 10 medidas concretas para el sistema sociosanitario, la fiscalidad, la vivienda, el comercio, la digitalización o la renta garantizada, entre otras cuestiones que se consideran socialmente urgentes.

Con respecto a los sistemas públicos, se propone abordar el cambio en Navarra del modelo de gestión de las residencias de personas mayores y de cualquier atención a la dependencia, con el objetivo de dignificar el trabajo de las personas cuidadoras.

En materia de fiscalidad, se plantean nuevas figuras, como un impuesto para operaciones de la economía digital; un impuesto de transacciones financieras; o un Impuesto sobre la Riqueza (ahora “tasa covid”) sobre patrimonios de más de 1 millón de euros.

Esa nueva fiscalidad permitiría abordar temas prioritarios como la vivienda o la atención a los colectivos más vulnerables a través de la Renta Garantizada. Con respecto a la vivienda, se plantea ampliar el parque público y revisar los requisitos de la bolsa de alquiler, para poder dar respuesta a las necesidades habitacionales de la población, especialmente en determinadas zonas rurales. En cuanto a la Renta Garantizada, para la que se pide “reducir el tiempo de tramitación”, el documento propone el tiempo de empadronamiento exigido, y dar acceso a las personas que no lo cumplen por la vía excepcional más flexible.

 

Internet como un derecho básico

La idea de no dejar a nadie atrás hace también que el documento considere imprescindible “caminar hacia una conexión a internet como derecho básico y de acceso gratuito”, por lo que se plantea que no quede “ni un solo municipio sin banda ancha y ni una sola persona en Navarra sin los conocimientos ni los medios necesarios para un acceso a internet que permita el acceso a la educación, el teletrabajo o los trámites administrativos”.

Se abordan también, en el documento, cuestiones relativas al comercio y al turismo, reforzando lo local. Así, se proponen la creación de nuevas redes de comercialización vinculadas a la producción local; y programas para el relevo generacional entre estas personas productoras. Este impulso al mundo rural se complementa, además, con el fomento en Navarra de un mercado para el turismo interior del país, a través de destinar un porcentaje del presupuesto de las actividades culturales a su desarrollo en el medio rural.

 

El impulso verde

Una nueva Ley de Cambio Climático es la acción más urgente en lo relativo al impulso verde que propone Podemos Ahal Dugu Navarra. Dicha ley es “una herramienta indispensable para hacer frente a los retos de futuro y de apoyo al planteamiento de un Horizonte Verde”, señala el documento. Al mismo tiempo, se propone una estrategia de reindustrialización verde y economía circular, que fomente la creación de empleo en industrias con un impacto positivo sobre el entorno y en actividades de gestión de la contaminación, los recursos y la biodiversidad.

El incentivo a las empresas que tiendan al objetivo de «residuos cero». y que sustituyan elementos importados por propios durante todo el ciclo de producción, se complementa con la propuesta de una “fiscalidad verde” que premie a las empresas que implementen medidas ecológicas. Esta fiscalidad estará encaminada a obtener recursos que permitan a Navarra transitar el cambio de modelo productivo.

El documento presentado hoy supondrá la base del trabajo del grupo parlamentario de Podemos Ahal Dugu Navarra en la comisión parlamentaria; y sus líneas y propuestas tratarán de ser consensuadas con el resto de grupos e introducidas en las conclusiones finales de la mencionada comisión.