La Secretaria de Feminismos del partido, Ainhoa Aznárez, cree que Enrique Maya “claudica ante las tesis de la ultraderecha más rancia” al suspender la charla de Paola Damonti

 

Podemos Ahal Dugu Navarra ha denunciado este miércoles la cancelación de una charla feminista impartida por la experta en género Paola Damonti, que bajo el título “La Brecha orgásmica” iba a celebrarse en la casa de las mujeres el próximo viernes. Para Ainhoa Aznárez, parlamentaria y Secretaria de Feminismos de la formación, “Navarra Suma aplica el pin parental a toda la ciudadanía pamplonesa y decide qué contenidos debemos o no debemos conocer”.

Aznárez ha mostrado “su más profundo rechazo ante la decisión, que demuestra un talante totalitario muy preocupante y más cuando se repite por enésima vez en los pocos meses que Maya lleva al frente de la alcaldía”. En su opinión, se ha producido la “censura” de una actividad “de gran interés no solo para las mujeres, sino para todas las personas que creen en el debate y la información como vehículo transformador de nuestra sociedad en una más justa e igualitaria”.

“No hay motivos para la cancelación”

Ainhoa Aznárez ha relatado que esta actividad, programada por parte del Área de Igualdad del Ayuntamiento en la Casa de las Mujeres, tenía un título “provocativo y que llamaba la atención, que es lo que debe hacerse para concitar interés y asistencia a una charla”. Sin embargo, “ese título ha despertado las iras de ciertos sectores, y finalmente se ha optado por suspender la charla”. Con esta decisión, ha considerado Ainhoa Aznárez, “el alcalde Maya, su equipo de Gobierno y Navarra Suma claudican ante las tesis de la ultraderecha más rancia”.

La Secretaria de Feminismos de la formación morada considera que “un título provocativo, y tampoco demasiado, no puede ser motivo para la suspensión de una charla”. Ainhoa Aznárez ha señalado que “en realidad, no hay motivos para la cancelación, y todo lo que se diga ahora puede entenderse como meras excusas frente a lo que es: una censura en toda regla”.

Para Aznárez, “Navarra Suma, y en este caso Enrique Maya, quieren actuar como si pudieran decidir por niñas y niños menores de edad, que es como nos tratan a la ciudadanía”. “Sin embargo, todas somos ya mayorcitas para decir qué queremos oír y cómo nos lo van a contar”, ha apuntado, “por mucho que a Navarra Suma le desagrade o por mucho que le moleste a los sectores más reaccionarios, que son una minoría en nuestra sociedad”.