El parlamentario foral de Podemos Navarra-Ahal Dugu Mikel Buil García ha asegurado hoy que “UPN se va a Madrid a sumarse a la derechita cobarde en ese aquelarre ultra que han montado en la plaza de Colón para este domingo porque en realidad no tienen ningún proyecto para Navarra que no sea el de la subordinación al nacionalismo español”.

Para el candidato de la formación morada a las próximas elecciones forales, “no es de extrañar que UPN se alíe con el PP, Ciudadanos y Vox ya que en estos últimos cuatro años lo único que han hecho ha sido una oposición identitaria basada en la exaltación de las banderas y en el odio feroz a una de las dos lenguas de Navarra, el euskera”.

Buil ha asegurado que la escenificación del domingo en Madrid “es el primer paso de lo que pretender hacer en Navarra todas las derechas reunidas. A UPN, con tal de volver a las poltronas, no le va a costar ni medio minuto pactar con formaciones que en sus programas electorales llevan la abolición del autogobierno de Navarra, la eliminación del régimen foral y por lo tanto empeorar las condiciones de vida de las navarras y los navarros”.

En este sentido, Buil considera “muy preocupante como UPN va a hacer de telonero de una formación como Vox, cuyo ideario está basado en la xenofobia, la homofobia, el machismo y el integrismo más rancio. Las declaraciones de estos últimos días por parte de los líderes de todas las derechas nos retrotraen a tiempos felizmente superados”.

Por último, Buil ha criticado el cinismo de los partidos convocantes del acto “cuyo único mensaje se basa en hablar de Cataluña y Venezuela porque fuera de ahí poco más tienen que ofrecer a la sociedad” y ha vuelto a solicitar diálogo y participación en la situación de Catalunya, “que más que un problema de Catalunya hace tiempo que se han convertido en un problema de España. De esa España cada vez más diminuta que jamás ha sabido solucionar los problemas con diálogo y democracia”.

“La solución- ha concluido- pasa por el diálogo entre diferentes, por la construcción social, por el entendimiento, por el pacto y nunca por la exaltación nacionalista a base de banderas y lenguaje bélico”.