Ante un año lleno de incertidumbres en el sector por impacto del Brexit, los aranceles impuestos por EEUU y el covid19 se apunta a la necesidad de afianzar la PAC para Navarra. La eurodiputada señala la buena dirección del manifiesto acordado entre la consejería de medio ambiente de Navarra y todos los sindicatos agrarios y ganaderos navarros para una posición común de la PAC 2021-2027 y apuesta por defender “un modelo de explotación familiar agraria, ganadera y cooperativas, integrado principalmente por profesionales con una actividad real, que potencie los circuitos cortos y que permita la fijación a territorio”

“Necesitamos un presupuesto fuerte que asegure su sostenibilidad, su modernización y garantice una transición generacional en el campo, porque eso también son políticas de reconstrucción de la Unión Europea”, destaca la eurodiputada.

Además sostiene que “No se puede financiar la transición ecológica de Europa si no se compromete un mayor apoyo al sector primario. Vamos a luchar para que los recortes no sean efectivos”

La eurodiputada Idoia Villanueva se ha dirigido este miércoles a la Comisión Europea para pedir explicaciones sobre el recorte de la PAC previsto en el presupuesto de la Unión Europea para 2021-2027.

Los fondos sufrirían una reducción del 9%, pasando de los 383.000 millones de euros del Marco Financiero Plurianual 2014-2020 a los 348.000 millones de euros de la propuesta actual. Por partidas, las ayudas directas se verían rebajadas casi el 10%, y los fondos de desarrollo rural, el 6,7%. España sería uno de los países más perjudicados, teniendo en cuenta que actualmente recibe el 12% de los fondos.

La explicación que dio este martes el comisario de Agricultura no es admisible. Janusz Wojciechowski se excusó diciendo que el presupuesto aumenta un 2% “si se calcula con precios actuales”, en vez de hacerlo con los precios de 2018, usados como referencia en los cálculos del MFF.

Adicionalmente, esta respuesta hay que enmarcarla en los planes de reconstrucción post Covid19 donde la Comisión ha demostrado que el sector agrario no es una de sus prioridades. Su presidenta, Ursula von der Leyen, presentó la semana pasada el plan Next Generation EU, un fondo de 750.000 millones de euros que, aunque supone un avance en algunos puntos, se queda corto, y apenas destina el 3,2% de su presupuesto al sector primario.

“Estamos trabajando por un presupuesto que ponga en el centro las necesidades de la ciudadanía europea y permita establecer las bases de un proyecto de futuro. La pandemia ha demostrado cuáles son los sectores esenciales para la vida, aquellos que no han parado de cuidarnos y de darnos servicio durante esta crisis”, ha señalado Idoia Villanueva. “El sector primario, el agroalimentario, ha sido uno de ellos y necesitamos un presupuesto fuerte que asegure su trabajo con precios justos, su modernización y garantice una transición generacional en el campo, porque eso también son políticas de reconstrucción de la Unión Europea. Cualquier recorte en el sector agrícola hoy es inadmisible”.

La eurodiputada considera que es necesario incluir la condicionalidad social y laboral en el cobro de ayudas directas así como el acceso democrático a la tierra. Impulsando una directiva marco sobre suelos y tierra que tenga en especial consideración a los jóvenes, que haga frente a la concentración de tierras y controle la especulación sobre la tierra agraria y proteja los suelos fértiles y la lucha contra el cambio climático.

A su vez, la eurodiputada trabajará en el parlamento europeo en la Hoja de ruta de la estrategia “de la granja a la mesa”. Una estrategia que forma parte del Pacto Verde adoptado el 11 de diciembre de 2019 por la Comisión Europea.