La candidata de Unidos Podemos al Congreso, Ione Belarra Urteaga ha reclamado hoy la oportunidad de que el próximo 26 de junio se reviertan las políticas injustas y antisociales “que sólo nos han traído desigualdad y sufrimiento”. En este sentido, ha señalado que “el 26 de junio tenemos una cuenta pendiente con las mujeres, con las personas en situación de dependencia y con toda la gente trabajadora de nuestro país”, ha dicho.

Las declaraciones las ha realizado junto a su compañero de filas, Eduardo Santos Itoiz, en el centro de Orientación Familiar y Educación Sexual de Andraize, un centro modelo de atención integral y centrada en la prevención que “explica bien el modelo sanitario y de garantía de derechos que queremos construir con un gobierno de cambio”, ha señalado Belarra.

En este sentido, la candidata de Unidos Podemos se ha referido a la política económica del PP como “cruel y profundamente ineficaz”. “La reforma sanitaria del PP ha sido un completo fracaso: aparte de dejar fuera del sistema de salud a unas 800.000 personas, puso en dificultades a otras 840.000 personas para costearse los medicamentos.”

La candidata de Unidos Podemos, ha apuntado también a las personas en situación de dependencia como otro grupo que ha soportado el peso de la crisis, “es otro de los pilares sobre los que el PP ha cargado todo el peso de la crisis. Las personas en situación de dependencia, ha padecido un recorte de 2.000 millones de euros, dejando a 433.000 personas sin cobrar la prestación a pesar de tenerla reconocida. Esta situación ha provocado que 125.000 hayan fallecido estos años sin haber recibido ningún tipo de ayuda”, ha recordado.

Belarra ha declarado que “la crisis no ha afectado igual a toda la población, las mujeres se hanllevado la peor parte de la crisis”. De esta manera, ha denunciado que “la brecha salarial se ha incrementado durante la crisis, las mujeres sufren más el paro y tienen empleos más precarios”.

Para paliar esta situación desde Unidos Podemos proponen, un rescate a la dependencia, con el que eliminar el «limbo de la dependencia» y exigir el cumplimiento de los seis meses en el procedimiento completo de la ley, para que a todo el que se le haya reconocido un grado y un nivel que conlleven el derecho a recibir las prestaciones pueda recibirlas de manera efectiva.

Así mismo proponemos llevar a cabo una modificación legislativa orientada a blindar el carácter universal de la sanidad española.En cuanto a la violencia machista, garantizaremos la alternativa habitacional inmediata para las víctimas de la violencia machista y el acceso prioritario para percibir prestaciones sin necesidad de denuncia previa.Y estableceremos permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles pagados al 100% del salario.