Ione Belarra, diputada navarra por Podemos y responsable de Derechos Humanos y coordinadora estatal de Migraciones y Asilo ha señalado durante una visita a Melilla que “se vive en un estado permanente de excepción en cuestiones que en ningún caso se permitirían en otros lugares de la península y , sin embargo, aquí se han establecido como parte de la normalidad. Garantizar los derechos humanos en la frontera sur es nuestra prioridad”.

Belarra ha visitado el perímetro fronterizo con Marruecos y allí ha denunciado las devoluciones en caliente que “siguen produciéndose y que son ilegales”.

En su visita al Centro de la Purísima, un lugar de acogida de menores extranjeros, la diputada lo ha descrito “como un torreón de defensa lúgubre y tenebroso. Me imagino a niños y niñas viviendo allí cuando es un lugar que atemoriza. No son condiciones para mantenerlos. No se puede tolerar un lugar así en un país que queremos que sea democrático y que cumpla los derechos humanos. No entiendo bien cómo hasta ahora no se ha trabajado sobre esta cuestión en el Congreso y el Senado”, ha señalado la diputada navarra.

Asimismo, a Belarra le parece que es una discriminación que haya dos sistemas de acogida: “uno para los niños y niñas nuestros, de mejor calidad y otro para los menores que se consideran antes inmigrantes que menores, no garantizándose sus derechos”. Así, ha indicado que se va a poner a trabajar sobre este tema en la Comisión de Infancia, que es de nueva creación y donde propondrá que los menores no estén en centros de acogida sino en pisos con educadores. “Esto exige más inversión pública pero es que estamos a favor de que ese dinero se traduzca en mejorar derechos” ha aseverado.

La diputada navarra también ha visitado el Centro de Estancia Temporal para Inmigrantes (CETI) donde ha asegurado que si bien existe un esfuerzo por parte del centro, considera que aún no se cumplen las condiciones de seguridad, en especial, para las familias, quienes no tienen un espacio propio para ellos.

En este sentido ha subrayado que estará muy pendiente de todas las denuncias que hacen las ONGs en cuestiones referidas a inmigración y asilo en la ciudad, así como todos los informes que hay al respecto. Es más, Belarra ha destacado que la formación morada va a realizar un trabajo intenso para realizar políticas que ayuden a cambiar esta situación.