En el Día Mundial de los Refugiados los candidatos de Unidos Podemos, Ione Belarra y Eduardo Santos han participado en un acto electoral frente al Ayuntamiento de Pamplona para poner en valor “la iniciativa de Ciudades Refugio de los ayuntamientos del cambio” que demuestra que “el cambio que llegó a las instituciones el 25 de mayo de 2015 está a la altura con el compromiso del cumplimiento de los derechos humanos” ha señalado Ione Belarra.

En ese sentido, la cabeza de lista al Congreso ha destacado la importancia de las plataformas de solidaridad ciudadanas “que han exigido al Gobierno el cumplimiento de sus compromisos y han apoyado la acogida de personas refugiadas”.

Aún así, Belarra se ha lamentado de que “ese cambio en las calles y en los ayuntamientos del cambio todavía no se ha visto reflejado en el Gobierno del Estado, que incumple sistemáticamente sus compromisos internacionales.”

Por ello, ha animado a votar el 26J “para tener un Gobierno a la altura de la ciudadanía de este país, que con su esfuerzo ha dado una lección de dignidad a unos dirigentes insensibles al terror y al sufrimiento”. Así mismo, ha criticado la “actitud servil y sumisa del Gobierno del PP frente a Alemania en Europa” y ha destacado que “las muertes en el Mediterráneo son una consecuencia directa de las políticas migratorias impuestas por la UE y que han tenido como alumno aventajado a España en su aplicación“.

Propuestas de Unidos Podemos:

– Articular vías legales y seguras de entrada: posibilitar la solicitud de asilo en las embajadas y consulados españoles de terceros países, facilitar la reagrupación familiar, la concesión de visados humanitarios; y crear programas de reubicación y reasentamiento dignos. Además, planteamos la eliminación del visado de tránsito y el impulso de un sistema común de asilo en el ámbito europeo efectivo.

– Aceptar y ampliar el compromiso de asilo de 18.000 refugiados suscrito por el Estado.

– Garantizar los derechos humanos en el perímetro fronterizo: poner fin a las devoluciones en caliente y a las vulneraciones de derechos humanos en la frontera sur.

– Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

– Derecho a voto y a la participación política de las personas migrantes.