Así ha respondido el portavoz de Podemos en el Parlamento, Mikel Buil, ante la petición de dimisión de la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, por parte de UAGN asegurando que las inspecciones laborales en ámbitos tan precarizados son la garantía para evitar posibles abusos que pueden dar lugar a situaciones de esclavitud.

Buil ha aprovechado para insistir en que es momento de regularizar la situación de todas las personas que están aportando tanto en estos momentos de crisis y no solo en el ámbito agrícola.

 

Ante la petición de UAGN de la dimisión de la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, tras las inspecciones laborales a las explotaciones agrarias, el portavoz de Podemos Ahal Dugu en el Parlamento ha afirmado que “es inconcebible que en pleno siglo XXI esta asociación de empresarios y empresarias del campo exija la dimisión de la ministra de trabajo Yolanda Díaz por llevar a cabo su trabajo”.

“Las inspecciones laborales en ámbitos tan precarizados” ha señalado Buil “y con una falta grave de filiación sindical son las garantías para evitar posibles abusos que den lugar a situaciones de esclavitud, pero por otro lado, son una magnífica manera de demostrar públicamente quienes están haciendo bien las cosas”, por eso se ha mostrado sorprendido ante la reacción de la asociación.

En este sentido ha añadido que “pensar que las inspecciones de trabajo daña la imagen del sector da una pista de cómo se vive la intervención pública en defensa de los trabajadores y trabajadoras por parte de determinados empresarios”. El portavoz de la formación en el Parlamento ha recordado “que es este gobierno y esta ministra quienes han prohibido la venta a pérdidas de los productos del campo y es este gobierno el que está anticipando a los agricultores y agricultores las ayudas provenientes de la PAC”.

“Además”, ha insistido, “durante el estado de alarma se está permitiendo contratar a trabajadores y trabajadoras que se encontraban en situación irregular para favorecer la recolección de las cosechas así como compatibilizar los ingresos del trabajo agrario con la prestación por desempleo en un gesto de vital importancia para los empresarios del campo cuya obligación no es otra que la de ajustarse a la ley en materia laboral”.

Finalmente, ha dicho que “la mano de obra en el campo no puede ser de usar y tirar. Durante años hemos visto como se utilizaba a personas en situación administrativa irregular sin respetar sus derechos, ahora que hemos visto durante esta crisis que no había nadie para hacer ese trabajo y que se iban a perder las cosechas, han sido llamados para salvar los productos que llegan a nuestras mesas. La mejor forma de reconocer su aportación en este y otros sectores es, tal y como estamos pidiendo en el Parlamento de Navarra y en el Congreso, la regularización de su situación administrativa”.