El Partido Popular, encabezado por el señor Mariano Rajoy y la señora Soraya Sáez de Santamaría junto al señor de Guindos dijeron públicamente que el rescate bancario era un préstamo y que no le iba a costar ni un solo euro a los contribuyentes de nuestro país. Siete años después, no se ha devuelto ni un solo euro de ese rescate bancario” ha señalado Ione Belarra, candidata al Congreso por Navarra.

Belarra ha asegurado que “ya es hora de que empecemos a recuperar ese dinero, por eso proponemos una medida muy sencilla que es poner un impuesto de solidaridad a la banca para que ésta empiece a contribuir solidariamente a que la gente de nuestro país viva mejor”.

Un presupuesto que iría destinado, entre otras cosas a “construir 400 hospitales públicos de excelencia o a impulsar 20.000 escuelas infantiles de 0 a 3 que empiecen a cubrir la demanda de las familias, que es mucha en nuestro país” ha señalado.

Para la candidata, esta medida solo puede plantearla Unidas Podemos ya que “somos la única fuerza política que no le debe ni un solo euro a los bancos y que se puede permitir exigir la devolución del rescate a los bancos”. En este sentido ha recordado que en Europa se están tomando medidas similares como en el caso de Holanda que “ se ha devuelto hasta el último euro del rescate”.

Esta medida iría aparejada de “un impulso a la Banca Pública. El PP nacionalizó Bankia y pensamos que es hora de empiece a funcionar como una Banca Pública de verdad y de crédito a quienes realmente crean empleos en este país como son las pymes o los y las autónomas y que se empiece a introducir la competitividad en el mercado porque la concentración bancaria lo que está haciendo es que no haya competitividad”.

Además, Belarra cree imprescindible que se introduzcan criterios éticos dentro del mercado de las hipotecas “porque hasta el impuesto de las hipotecas no solo no se ha devuelto a la gente, que se lo merecía tal y como dijo el Tribunal Supremo, sino que además se sigue echando a la gente de sus casas con desahucios que incumplen la normativa internacional”.