La Junta de Portavoces ha aprobado esta mañana por unanimidad una declaración institucional por la que el Parlamento de Navarra manifiesta que la declaración de inconstitucionalidad de la “amnistía fiscal” debería llevar aparejada la nulidad de todos sus efectos, presentada a iniciativa de Podemos-Ahal Dugu, por esta fuerza, Izquierda-Ezquerra y EH Bildu Nafarroa.

El punto primero de la declaración en el que se manifiesta que la “amnistía fiscal”, promovida por el Gobierno del Partido Popular, debería llevar aparejada la nulidad de todos sus efectos, retrotrayéndose a la situación anterior a la aprobación de la norma así declarada, ha sido aprobado con los votos a favor Geroa Bai, EH Bildu Nafarroa, Podemos-Ahal Dugu e I-E. Han votado en contra UPN y PPN, mientras que el PSN se ha abstenido.

El punto segundo, en el que el legislativo foral se compromete a agotar todos los cauces institucionales previstos al efecto para que la Agencia Tributaria recupere los 2.800 millones de euros no recaudados como consecuencia de la inconstitucional “amnistía fiscal”, ha sido aprobado con los votos de Geroa Bai, EH Bildu Nafarroa, Podemos-Ahal Dugu, PSN e I-E. Han votado en contra han votado UPN y PPN.

Por su parte el punto tercero en el que se hacía constar la insostenibilidad de un Gobierno liderado por el Partido Popular por lo que las fuerzas políticas con representación directa o indirecta en las Cortes Generales apoyarán la moción de censura que será objeto de discusión el martes 13 de junio de 2017, no ha sido aprobada, al votar en contra PP, UPN y PSN, abstenerse Geroa Bai, y votar a Favor Podemos-Ahal Dugu, Izquierda-Ezquerra y EH Bildu Nafarroa.

Recordemos que la amnistía fiscal promovida por Mariano Rajoy pero diseñada por Cristóbal Montoro ha sido declarada inconstitucional y nula por vulnerar el art. 86.1 de la Constitución, que prohíbe el uso del decreto-ley cuando las medidas aprobadas afecten “de forma relevante o sustancial” a los deberes consagrados en el Título I de la Constitución, como es el caso del “deber constitucional de ‘todos’ de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos” establecido en su artículo 31.

La medida, ahora declarada inconstitucional, consiguió recaudar alrededor de 1.200 millones, menos de la mitad de los 2.500 millones que el Gobierno había previsto ingresar en las arcas del Estado. Diversas fuerzas de la oposición en el Congreso de los Diputados criticaron en su día que alrededor de 2.800 millones de euros fueron «perdonados» a los amnistiados, al permitirles tributar de media a un tipo de interés del 3%, en lugar del 10% previsto por la ley. A fecha de mayo de 2017, la Agencia Tributaria había abierto 3.545 inspecciones derivadas de la regularización de 2012, apenas la décima parte de los contribuyentes acogidos a la amnistía.

Por su parte, en lo que respecta a la moción de censura, Podemos-Ahal Dugu quiere recordar que nos encontramos en una situación insostenible que afecta gravemente a la democracia y al estado de derecho. Por la tanto estamos ante una defensa de la democracia y a la lucha contra la parasitación y patrimonialización del Estado que el actual gobierno del PP esté llevando a cabo, con sus tramas mafiosas y con sus movimientos infames de obstaculización a la acción de la justicia contra las mismas y sus imputados/procesados (850 cargos del PP en toda España). No podemos permitir que esta situación se normalice como si fuese algo que tiene una importancia menor.

En este sentido la moción de censura es una exigencia ética y una acción necesaria, porque también es corrupción robar a las instituciones públicas, legislar recortando derechos a la ciudadanía con las reformas laborales, recortar libertades con la represiva ley mordaza, mercadear con las necesidades de la gente privatizando servicios públicos, repartir beneficios fiscales a las grandes empresas y fortunas.