Esta semana en el pleno del Senado se ha debatido sobre el aforamiento político y sobre una moción de Podemos que pretendía acabar con las devoluciones en caliente en nuestras fronteras . Ambas han sido rechazadas por el Partido Popular y la segunda, además, ha contado con el voto adicional de UPN.

La senadora autonómica, Idoia Villanueva, se ha mostrado muy crítica con la actitud del Partido Popular en el Senado, que esta semana, con su mayoría, votó en contra de la supresión de los aforamientos de diputados, senadores y miembros de Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas. “Es curioso que argumenten la necesidad de una reflexión profunda y con perspectiva sobre reformar la Constitución para suprimir el aforamiento de la clase política, cuando fueron ellos quienes a escondidas reformaron el artículo 135 de la Constitución que sí cambiaba sustancial y cualitativamente los derechos de toda la ciudadanía. Limitar el déficit, la capacidad de financiación del Estado, recortando con ello partidas tan importantes como las del gasto social, algo que venimos sufriendo estos últimos años. Ayer, días después del voto en contra de la supresión del aforamiento, han registrado una moción que habla de evaluar sin reformarlo, no de suprimirlo, un claro lavado de cara hacia la ciudadanía ante esta fea foto”.

Para la senadora navarra, el PP está “utilizando el rodillo” para rechazar sistemáticamente todas las mociones que presentan otros grupos parlamentarios, como ha sucedido esta semana con la propuesta de Podemos y sus confluencias para terminar con las “devoluciones en caliente” que se están produciendo en Ceuta y Melilla: “fue duro y muy difícil de entender que la mayoría absoluta del Partido Popular votara en contra del cumplimiento de los derechos humanos y fundamentales que se vulneran en nuestras fronteras”. Son múltiples voces las que denuncian hace tiempo la situación. Hay sentencias judiciales en contra de estas devoluciones que son de obligado cumplimiento, instancias de la Defensora del Pueblo, de la propia Guardia Civil que dice sentirse desprotegida, sin protocolos claros o de organizaciones sociales como Médicos Sin Fronteras que están trabajando sobre el terreno”. Además, Villanueva ha criticado que UPN se haya sumado a los votos del Partido Popular en un tema tan sensible, siendo las únicas fuerzas políticas que votaron en contra: “cuesta mucho entender que Unión del Pueblo Navarro vote en contra de tomar medidas concretas en los protocolos de actuación con las personas migrantes. Nos alarmamos con las vulneraciones de derechos humanos que se están produciendo en Turquía y en Europa pero resulta que estamos permitiendo que también suceda aquí, en nuestras fronteras ”. La senadora también se ha referido a la abstención de Ciudadanos en esta moción: “ es increíble que cuando hay que posicionarse en las cosas importantes, que afectan a los derechos fundamentales y ante las que nuestra sociedad se muestra tan sensibilizada, haya formaciones que mantengan una actitud tibia y se abstengan”.

Finalmente, Villanueva ha vuelto a poner en cuestión la Ley Electoral ya que “en el Senado, tiene como consecuencia que con un 29% de voto, el PP tiene casi el 54% de representación, algo que no parece muy justo, y aunque esa brecha se va reduciendo siguen siendo mayoría, lo que hace que mantengan esa actitud soberbia y de “aplicación del rodillo” para imponer y rechazar cualquier iniciativa del resto de grupos parlamentarios”.