Idoia Villanueva firma, junto a otros eurodiputados, una carta dirigida al comisario de mercado interior, Thierry Breton solicitando una legislación europea homogénea sobre las casas de apuestas para regular y frenar su proliferación.

Tras las preguntas realizadas por Villanueva a la Comisión Europea en noviembre del 2019 sobre sus planes y los vagos compromisos adquiridos, ahora junto con otros eurodiputados firma una carta solicitando a la comisión acciones al respecto.

Idoia Villanueva tiene un compromiso férrio para frenar lo que llama; “la lacra de las casas de apuestas”. La eurodiputada, junto con la asociación Aralar que lucha contra la ludopatía en Navarra han denunciado en muchas ocasiones la proliferación de nuevas casas de apuestas y como estas se encuentran a escasos metros de colegios o institutos.

“Están especulando con la salud de nuestras familias, afectando especialmente a nuestros jóvenes con las apuestas deportivas. Multinacionales sin una regulación que limite los lugares en los que pueden abrirse, los horarios, la publicidad que se hace de ellas también en el deporte y que utilizan la venta de alcohol más barato como otro reclamo en sus locales.”
La eurodiputada, exigió a la Comisión Europea, el pasado mes de noviembre, “una regulación de las casas de apuestas que enfrente el problema social que tiene nuestro país pero también que acabe con las ventajas fiscales, el dumping social y los paraísos fiscales en territorio europeo”.

Villanueva ha señalado que este mercado crece sin control y que toda iniciativa es poca para frenarlo; “miles de personas y entre ellas muchos menores de edad están desarrollando una adición al juego, no solo offline, sino también online, otro gran reto debido a la digitalización que facilita su acceso. Debemos dejar de normalizar esta situación”.

Por eso, Villanueva pide a la Comisión Europea un marco legislativo único que regule la apertura de las casas de apuestas, prohíba una publicidad engañosa y sesgada, acabe con el dumping fiscal y establezca una legislación europea común.