ACTUALIDAD

Tras la denegación del permiso para entrar en la cárcel de Pamplona a la Comisión de Derechos Sociales del Parlamento de Navarra por parte de la Subdirectora General de Relaciones Institucionales y Coordinación Territorial, Mercedes Belaustegui Alonso, los diputados de Podemos Eduardo Santos, Ione Belarra y Sara Carreño junto a la senadora autónomica, Idoia Villanueva han visitado la penitenciaria navarra.

“Decidimos realizar esta visita porque creemos que no pueden quedar espacios sin supervisión, no puede ser que los representantes de los navarros no puedan acceder a instalaciones que de alguna manera son servicios públicos que tienen como fin orientar la reinserción de las personas presas. La ley no puede quedar a la puerta de las prisiones y los representantes públicos tampoco.” ha aclarado Eduardo Santos.

“Nos hemos encontrado con un establecimiento nuevo en el que prima absolutamente la seguridad frente a cualquier planteamiento de tratamiento de reinserción, de hecho, hay dificultades para realizar deporte, formación o acceso a la biblioteca y a materiales” ha señalado Santos. Además, ha señalado a la Administración del Estado como responsable de dicha integración,” es quien debe poner todas las herramientas al servicio de presos y presas para que la cárcel haga su función, la de volver a integrar a estas personas en la sociedad navarra”.

El diputado de la formación morada ha mostrado una preocupación especial por la situación de las diecinueve mujeres presas, ya que desde la propia institución admiten que es el módulo con mayores conflictos. Santos ha denunciado que tengan que participar de forma obligatoria en el llamado “módulo de respeto”, que consiste en determinar una serie de derechos y deberes dándoles ventajas adicionales como tener las puertas de las celdas abiertas, obtener mejores destinos o trabajos. El problema para Santos es que genera un control horizontal, “son las propias presas quienes tienen que denunciar el incumplimiento de un deber y eso está claro que puede generar conflictos. Además, no tienen acceso a talleres productivos, simplemente se encargan de la lavandería y tienen muy pocos talleres formativos, algo esencial para su posterior reinserción”, ha explicado el diputado.

Finalmente, el representante de la formación morada ha denunciado que este tipo de situaciones se dan desde hace tiempo y “esto determina una inercia de la institución penitenciaria que no da otras alternativas”. Así, Santos ha vuelto a reclamar el papel de los parlamentarios navarros “quienes deben tener acceso a fiscalizar qué es lo ocurre en la prisión navarra”.