podemos1Podemos condena los asesinatos machistas producidos recientemente (todos los asesinatos machistas no sólo los realizados por parejas o ex parejas) recordando que son la punta del iceberg de un problema de base: una sociedad educada en patrones machistas que se perpetúan.

Las violencias machistas son un grave problema, no solo para las mujeres y sus hijos e hijas, sino también para la sociedad en su conjunto y para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz (Naciones Unidas, 1986).

Y por ello debemos enfrentarlo conjuntamente: es un asunto de todas y todos.

Desde Podemos recordamos que el respeto a los derechos humanos en una condición esencial para el desarrollo de nuestro país y que es obligación del Estado proteger y garantizar los derechos de las mujeres y de sus hijos e hijas. Sin embargo en los últimos tiempos las políticas públicas en materia de igualdad en general, y contra la violencia machista en particular, se han visto seriamente amenazadas por los recortes presupuestarios.

Estamos asistiendo a un progresivo desmantelamiento de las políticas de igualdad, incidiendo directamente en los derechos humanos de las mujeres y por tanto en nuestro sistema democrático.

Nos negamos a aceptar que la violencia machista sea algo inevitable. La actuación sobre la violencia directa (defensa, protección y recuperación de las mujeres violentadas y sus hijos e hijas, así como el castigo a los agresores) aunque es irrenunciable no es suficiente.

Las políticas públicas que proponemos deben incidir en cambios educativos, culturales y estructurales que fomenten modos de relación entre hombres y mujeres más justos e igualitarios.

Desde Podemos recordamos que España está obligada al cumplimiento de los Convenios Internacionales firmados y ratificados en el marco de la igualdad de género y la no discriminación, y en particular las resoluciones de la CEDAW y Convenio de Estambul.

Naciones Unidas ha emitido recientemente un demoledor informe a través del “Grupo de Trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica”, instando al Estado español a que cumpla sus compromisos internacionales en materia de igualdad de género ante a los alarmantes retrocesos producidos en los últimos años.

Desde Podemos nos comprometemos a cumplir las recomendaciones de Naciones Unidas en esta materia, ampliando las disposiciones de la Ley Integral contra la Violencia de Género a todas las formas de violencia machistas de conformidad con la legislación internacional

asumida por España, ampliando el sistema VIOGEN, a realizar las reformas legislativas necesarias para que se protejan los derechos, bienestar y seguridad de los menores, a realizar sistemáticamente evaluaciones de los programas de formación para todos los profesionales involucrados en esta lacra, así como a dar prioridad a las iniciativas a los grupos de mujeres con mayor vulnerabilidad (migrantes, víctimas de trata, mujeres con discapacidad, etc.): llevaremos una amplia evaluación profesional, en cooperación con las organizaciones especializadas de la sociedad civil de la aplicación de la ley integral del año 2004.