Con los votos en contra de UPN y PP se ha aprobado la moción, defendida por la Portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos, Laura Pérez Ruano por la que se insta al Gobierno de Navarra a cumplir con lo aprobado en su día en relación con las inmatriculaciones realizadas por la Iglesia Católica. En concreto se insta al ejecutivo a cumplir con la resolución aprobada por este mismo pleno el 15 de junio de 2012 y realizar un inventario del Patrimonio navarro afectado por dichas inmatriculaciones.
Además se insta a los partidos que la suscriben a estudiar la posibilidad de que sea este Parlamento, al amparo del art. 32.3 de la LO del Tribunal constitucional, el que inste, la declaración de inconstitucionalidad.Se defiende también que constituye un deber de todos los poderes públicos la protección y recuperación de los bienes que integran el patrimonio histórico, y es considerado EXPOLIO, toda acción u omisión que perturbe el cumplimiento de su función social y por consiguiente, su acceso por parte de toda la ciudadanía. Según Laura Pérez Ruano “estamos por lo tanto ante un día histórico, en el que el Parlamento Navarro suma una amplísima mayoría que podría permitir emprender el camino hacia la reversión de unos bienes que durante siglos pertenecieron a los pueblos que los construyeron con su sudor. Inmuebles, que no sólo fueron de culto o de uso estrictamente religioso, sino espacios de reunión, de comunión, de refugio o de descanso eterno. La Portavoz de Podemos Ahal Dugu interpeló a la conciencia de los miembros de UPN y PP a atreverse a votar a favor de esta moción y enmendar el error cometido en el pasado.