El parlamentario de Podemos-Ahal Dugu Carlos Couso ha manifestado en el pleno de hoy que su formación política se opondrá a cualquier cambio negativo o retroceso que pudiera darse en las condiciones de los trabajadores en el caso de una posible división de la empresa pública TRACASA.

Couso, que había dirigido una pregunta al Gobierno sobre las intenciones del ejecutivo de dividir la empresa creando otra empresa pública, ha mostrado al Consejero de Hacienda, Mikel Aramburu, su oposición al cambio de las condiciones laborales de los trabajadores y ha propuesto que se indaguen otras posibilidades, como la fusión o absorción con otras empresas públicas. En el mismo sentido el parlamentario ha solicitado al Consejero cambios en el Consejo de Administración y Dirección de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN).

Podemos-Ahal Dugu quería conocer los motivos de la decisión de dividir la empresa, así como las consecuencias que pueda tener esta decisión en el futuro de los trabajadores y trabajadoras.

Por su parte el Consejero de Hacienda ha reconocido que un equipo multidisciplinar está trabajando ya en la división de la empresa como medida para evitar que la Directiva de la Unión Europea de 2014 que exige para que una empresa pueda ser considerada instrumental tener un 80% de facturación de su empresa matriz, ponga en peligro la existencia de TRACASA.

A Podemos-Ahal Dugu le preocupa por un lado la situación concreta en que pudieran quedar los trabajadores y trabajadoras después de esa operación, así como que la creación de una nueva empresa suponga un paso encubierto para una privatización posterior, como ya se intentó en el pasado gobernando UPN.

Esta fuerza política considera que debe indagarse con profundidad en otras alternativas posibles, como buscar fusiones o absorciones con otras empresas públicas de Navarra.