El Consejo Ciudadano de Navarra echa a a andar

consejo ciudadano navarra

Tras la constitución del Consejo Ciudadano de Podemos Nafarrao-Ahal Dugu el pasado 28 de febrero, la estructura orgánica de la formación en Navarra continúa con el trabajo iniciado hace un año por la ciudadanía que ha visto en Podemos la oportunidad del CAMBIO. Una ilusión y un convencimiento que se instaló en los navarros y las navarras a partir de las elecciones europeas de 2014 y que generó la sensación de que realmente el CAMBIO está hoy más cerca que nunca. Con el convencimiento de que no se trata de una ilusión ni una sensación, sino una realidad, y con la responsabilidad de liderar ese cambio, estos dos meses hasta las elecciones el Consejo Ciudadano de Navarra junto con los más de 25 círculos existentes ya en distintos municipios de la Comunidad Foral, así como la decena de círculos sectoriales, pretendemos lograr el CAMBIO que necesita esta sociedad, un cambio político y social de envergadura.

La ciudadanía tiene en su mano dar un portazo a las políticas que nos han traído hasta aquí

Nos proponemos recuperar los derechos económicos y sociales que nos han arrebatado, pero también recuperar la democracia, los derechos civiles. Todo ello en el contexto de la lucha por un nuevo modelo productivo económico que sea creador de bienestar pero ecológicamente sostenible. Paralelamente es preciso un RESCATE DEMOCRATICO basado en el derecho a decidir y en procesos constituyentes. Es necesario acabar con un sistema político que limita extraordinariamente la participación ciudadana y promover una democracia participativa y la autoorganización de los ciudadanos.

Conseguir el cambio en Navarra implica una la colaboración y una alianza con todos las organizaciones ciudadanas y partidos políticos que estén en esa línea y no hayan sido responsables de la situación actual sin ninguna exclusión. Para todo ello necesitamos un PODEMOS AHAL DUGU activo en lo electoral e institucional pero también en la acción social y en las movilizaciones e implicado en los movimientos sociales.

Un PODEMOS NAFARROA- AHAL DUGU participativo, abierto, horizontal, basado en círculos activos y en la relación diaria con el conjunto de la ciudadanía. Una organización donde los consejos ciudadanos sean órganos que sobre todo faciliten la participación de todos y la
coordinación de la actividad de sus participantes.

Navarra no se ha librado de la decadencia económica, de las políticas antisociales, ni de la corrupción de los partidos. Ha sido pasto de la burbuja inmobiliaria y de la crisis de la deuda como el resto de comunidades del Estado, y los escándalos de corrupción han ido a aflorando poco a poco, quedando previsiblemente todavía muchos otros por salir de debajo de las alfombras del Gobierno de Navarra. No se nos escapa el reciente escándalo de Osasuna por nombrar el más reciente, y no se nos olvida la desaparición de una entidad financiera pública como Caja Navarra, o el pabellón Reyno de Navarra Arena sólo comparable al aeropuerto de Castellón en cuanto a inutilidad.