Juan Rosell: Un señor de la guerra

Cada vez que Juan Rosell abre la boca, sube el pan. Literalmente, de verdad. Porque el pan también aumenta de precio conforme bajan los salarios más bajos, que son los que más bajan siempre; cuando aumentan las tasas de desempleo porque cada vez es más fácil y más barato despedir, y cuando al mismo tiempo…